martes , 11 diciembre 2018
Noticias Destacadas
Estás aquí: Inicio » Artículos » Austrolebias elongatus (Steindachner, 1881) Parte III
Austrolebias elongatus (Steindachner, 1881)  Parte III

Austrolebias elongatus (Steindachner, 1881) Parte III

Parte I (Introducción, Descripción, Comportamiento, Naturaleza, Supervivencia )

Parte II (Nacimiento, Alimentación )

Parte III (Reproducción)

En esta última parte estaremos hablando de la reproducción de este “Gran killi” , que por lo cierto es bastante fácil  y también trataremos  el desarrollo de los huevos, que si bien algo habíamos adelantado en la Parte 2  , agregaremos algunos conceptos más que siempre serán bienvenidos a la hora de la practica, que en muchas ocasiones dista de la parte teórica.

 Foto 2

 

ELECCIÓN DEL ACUARIO DE REPRODUCCIÓN

Lo que primero tenemos que destacar en la reproducción de este “Super Killi” como lo nombramos anteriormente, es su tamaño y por ende el acuario que debemos elegir es fundamental para una buena cantidad y fertilidad de los huevos,.

En principio se toma como referencia Megalebias elongatus de tamaño adulto es decir de 10 cms. en adelante, ya que aunque  desde los aproximados 5 o 6 cm podemos tener Megalebias. elongatus desovando.

Hemos llegado a la conclusión de que existe un punto destacable a la hora de elegir el acuario para destinarlo a la reproducción en Megalebias elongatus, este es importantísimo y es donde se dan los mayores problemas si no tenemos en cuenta este ítem.

El tamaño del Acuario:  para parejas adultas trataremos de brindarle el acuario mas grande que podamos, obviamente como limite será el tamaño inferior que no debe ser menor que un acuario de 40 litros., en acuarios inferiores hemos visto que la o las,  hembras son “demasiado“ acosadas y pueden terminar con las aletas prácticamente reducidas a filamentos ya que el macho adopta un comportamiento agresivo.

En segundo lugar al ser un acuario grande tenemos una mejor calidad del Agua, ya que en los acuarios de dimensiones inferiores a los 30 litros, el agua adquiere un olor desagradable y se pierde la calidad de la misma, esto se da por diversos factores estos son: aumento de los compuestos nitrogenados (Amonio, Amoniaco, Nitritos y Nitratos) debido a excrementos y orina de la pareja o trío, y otro no tan tenido en cuenta, el esperma del macho , que puede alterar la química del agua dejándola en condiciones extremadamente calamitosas.

Como tercer y ultimo punto importante es la profundidad de la turba , por eso también se habla de acuarios grandes , pero es fundamental una profundidad  importante ya que al ser bastante profunda uno puede apreciar en optimas condiciones el apareamiento de la especie como así también aumenta la fertilidad de los huevos debido que no se libera  el esperma del macho por todo el acuario ni tampoco el animal realiza esfuerzos mayores al tratar de “enterrarse” más, es decir , cuando la turba es escasa el macho intenta traspasar el vidrio del acuario al “querer” enterrarse mas profundo, eso no pasa si la turba tiene una profundidad de unos 25cm o mas.(depende de cada pareja a la hora de enterrarse, generalmente 2 veces el tamaño del animal es una profundidad buena, aunque la única contra que produce el tener tanta turba es recolectar los huevos)

Con esto queremos decir que si bien una pareja o trío de Megalebias elongatus se reproducirá en acuarios pequeños , con poca turba y mala calidad de agua, se verán afectadas la fertilidad , cantidad y calidad de los huevos.

 

SUSTRATO DE PUESTA

 

Macho Incentivando a la hembra a “seguirlo” al sustrato de desove.

Macho Incentivando a la hembra a “seguirlo” al sustrato de desove.

El principal compuesto del sustrato es la turba fibrosa  de musgo  del Género Sphagnum,  generalmente utilizada para casi la mayoría de los killis (en especial las especies de turba Sphagnum acutifolium y cymbifolium), esta turba podemos comprarla en cualquier vivero o bien conseguirla a través de alguna asociación de Killis que siempre  están en contacto con fuentes de venta de este producto, solo hay que tener en cuenta que se trate de turba pura y no que tenga aditivos químicos los cuales perjudicarían la vida de nuestras M. elongatus .

Muchas veces se utilizan turbas de Lignito mucho más fangosas y mas finas pero lo más probable es que no terminemos viendo absolutamente nada dentro del acuario ya que estos peces la desparramarían por doquier.

Los Acuarios de puesta los prepararemos con un recipiente con turba, este puede ser algún frasco o bowl de vidrio, o bien muchas veces, se pone un tabique de lado a lado del acuario o en uno de sus ángulos formando una “piscina” de turba , dejando desnudo el resto del acuario, el cual podremos utilizar para dar el alimento y así  sifonear los restos no consumidos, estas “Piscinas” deberán ser ,obviamente, de la profundidad mencionada anteriormente es decir unos 25 CMS. pero el tabique divisor tiene que ser mucho mas alto para que no rebalse la turba al enterrarse la pareja para el desove y también NO deberá ser  transparente ya que los peces querrán “atravesar” el mismo y se producirán lesiones en las mandíbulas y aletas.

Acuario de cría con “piscina” de Turba en un frasco.

Acuario de cría con “piscina” de Turba en un frasco.

 

En el caso típico de utilizar todo el acuario con fondo de turba , al momento de “guardar” la misma correremos el riesgo de mezclar desechos con huevos, con probabilidades de que estos sean atacados por hongos (fungosis , etc). En  estos casos lo mejor es tener separado dentro del mismo acuario de cría un poco de turba en una media o red así cuando separemos los huevos los guardaremos en esa turba que nunca estuvo en contacto con los peces  pero si con el agua del mismo acuario, evitando así utilizar la turba que esta en el sustrato en contacto con las heces y orina de los padres.

Generalmente se mezclan turba fibrosa con turba en polvo para lograr una mayor consistencia , pero lamentablemente estos peces son de unos movimientos muy bruscos y rápidos y esparcen el sustrato de puesta por todo el acuario dejando polvo de turba por doquier y dejando turba por fuera del recipiente esparcida por el fondo del acuario.

Muchos killiófilos tienen al alcance la fibra de coco, gran sustrato de puesta con excelentes propiedades, pero al ser mas esponjoso que la turba y más liviana, esta se desparrama por todo el acuario y no resulta muy práctica para estos peces tan revoltosos.

 

ELECCIÓN DE LA PAREJA O TRIO

En cuanto a este ítem partiremos de la base que se deberá seleccionar solo una pareja o como máximo un trío, esto es, un macho con dos hembras, esto se debe a lo que comentábamos anteriormente del espacio necesario para evitar agresiones y aumento de compuestos nitrogenados que perjudicaran la calidad del agua.

Siempre trataremos de utilizar una pareja o trío de la misma población, esto es así  para evitar cruces  de  poblaciones distintas que pueden borrar por completo algún patrón ya establecido de algún biotopo determinado,  ya que hoy en día se están estudiando diversos factores que puedan incidir a establecer que algunas poblaciones de una misma especie puedan llegar a ser subespecies de la misma, por este motivo es que siempre en el mundo de los killis se mantienen las poblaciones sabiendo de que biotopo provienen los antecesores de nuestros peces.* (se esta utilizando en otros peces de acuario, Discus, Cíclidos africanos etc.)

Macho Jepenner seleccionado (obsérvese su vitalidad y colorido)

Macho Jepenner seleccionado (obsérvese su vitalidad y colorido)

 

Para elegir la pareja o trío deberemos alimentar en forma separada a individuos e ir observándolos , tanto en coloración (la Megalebiaselongatus tienen coloración!!) como en aspecto saludable y características generales.  El mejor macho que tengamos con la/s mejor hembra o la/s de vientre mas abultado es lo que usualmente se utiliza y aquí haremos hincapié en esperar a la hembra que se cargue de huevos y esto se da como decíamos anteriormente alimentándola bien con comida variada, una vez que la hembra presenta el vientre bien abultado y redondo procederemos a utilizarla para la reproducción, muchas veces las hembras al estar sin machos liberan huevos en los movimientos bruscos que haga. (algún movimiento asustadizo o alguna veloz carrera dentro del acuario).

Una vez elegidos , sobrealimentados  y de aspecto saludable, pasamos los peces a el acuario de cría.

 

Elección de hembra (obsérvese el vientre abultado de la misma lleno de huevos)

Elección de hembra (obsérvese el vientre abultado de la misma lleno de huevos) 

Pre-Preselección de Machos en pleno biotopo

Pre-Preselección de Machos en pleno biotopo

 

APAREAMIENTO

Foto 8

El comportamiento sexual de la pareja o trío en el momento del apareamiento no difiere, a grandes rasgos, de las Austrolebias Argentinas (A. robustus, alexandrii, nigripinnis  etc).

Pero siempre es bueno saber como se produce con exactitud para “aprender” un poco mas de esta especie en cuestión.

En principio, al disponer de la pareja en el acuario de cría, ésta al poco tiempo intentará la reproducción , esto se debe al poco stress que sufre M. elongatus al ser manipulados y también a que recordemos que tuvimos al macho y a la/s hembra/s separados.

Si tenemos el acuario con la “piscina” de turba, la pareja o trío tardara un poco más pero solo es cuestión de minutos a mas tardar una media hora.

El acto en sí se produce con el macho “invitando” a la hembra a desovar poniéndose delante de ella y marcando el camino donde se enterrarán en la turba, el macho produce vibraciones delante de la hembra y una vez que captó la atención de la misma esta se pone detrás de él apuntando hacia el sustrato con la cara cerca de “tubo fertilizador” del macho y ahí mismo en ese instante el macho “abre” el camino y se entierran juntos liberando esperma (el macho) y huevos (la hembra) al mismo tiempo, repitiendo el acto hasta que la hembra termina de vaciar su saco, esto puede llevar horas y a veces hasta un par de días (dependiendo de las distracciones). Es común en estos momentos que la pareja se tome un “descanso” quedándose uno al lado del otro o bien enterrados con la cabeza en posición vertical, siendo esta postura bastante típica (tal cual muestra la fotografía)

Postura típica de “descanso” en medio del apareamiento.

Postura típica de “descanso” en medio del apareamiento.

Ahí mismo hay que proceder a retirar uno de los dos de la pareja o dos del trío , es decir dejar a uno solo en ese acuario(o ninguno)  y pasaremos a retirar la turba para etiquetarla con fecha de recolección, especie y población (si queremos dejar los peces en este acuario).

La bolsa con turba la guardaremos en un lugar fresco y bien cerrada con un poco de humedad (aproximadamente 3 grados Langthon de humedad). El tiempo de eclosión ya lo vimos en párrafos anteriores , pero recordemos que debemos chequear los huevos una vez cada 15 días, después de los dos meses, cuanto menos los chequeemos o molestemos mejor(ya lo explicaremos más adelante ), esta revisión de los huevos es para ver los “ojitos” , los cuales nos indican si el huevo está para eclosionar o no. Recordemos algo IMPORTANTE: “No todos los huevos de Megalebias elongatus nacen al mismo tiempo!!! ”.

Dado que el tiempo de eclosión es desde 2 meses a 3 meses, y al ser un pez muy perjudicado en temporadas de altas temperaturas (primavera – verano) nos vemos obligados a recurrir a pequeños trucos para tratar de alargar la diapausa en etapa 1 para así no hacer nacer huevos en pleno verano  o vísperas de este.

Estos trucos se basan en colocar la turba en la heladera,  y tenemos distintas maneras:

  • Colocar la Turba tal cual la sacamos del acuario de cría en una bolsa plastica.
  • Colocar  la turba con un concentrado de huevos  con muy poca turba saturada en agua y compactándola. De esta forma se busca un estancamiento en la etapa de diapusa 1 lográndolo con mucha humedad, ausencia de oxigeno, sustrato compacto y sin contacto con el oxígeno atmósferico, así podremos tener huevos de Megalebias elongatus hasta de aproximadamente dos años o mas.

Hay que tener en cuenta que en este último método hay que hacer la adaptación al medio ambiente de los huevos que provienen de la heladera dejándolos unas 24 horas a temperatura ambiente y disgregando la turba que estaba compactada, para luego “mojarlos” en las condiciones que ya sabemos (Megalebias elongatus II).

 

RAMPANTES

En este apartado podríamos escribir un libro ya que en Megalebias elongatus es bastante frecuente que nazcan peces rampantes, pero seguramente con algunos cuidados podremos reducir drásticamente el numero de ellos o mejor aun erradicar por completo el problema (aunque mucho tenga que ver la suerte).

Obviamente que “hacer” nacer los huevos fuera de tiempo tiene mucho que ver con el porcentaje elevado de rampantes, ya que para este pez es fundamental una buena hibernación para el desarrollo del alevín en “período de reposo” ( Scheel 1962 b:9-15) o de DIAPUASA ( Peters 1963 a:257-313).

Para entender algo de alevines rampantes deberemos adentrarnos en  un aspecto un poco científico pero que realmente es necesario a la hora de “optimizar” nuestras puestas. Cuando hablamos de DIAPAUSA según el extenso trabajo de  Peters  en el año 1963,  deberemos conocer que existen distintas etapas, la primera de ellas surge en el momento que los padres han puesto los huevos fertilizados se desarrolla un cuerpo redondo llamado Blástula  que luego comenzará a aplanarse y a formarse en ella  una depresión, luego de formarse esta depresión, las células  de la Blástula  se transforman en Ameboides y comienzan a migrar desde el polo animal hacia la superficie de la membrana de la yema  y se reparten en forma regular, es aquí cuando se produce la DIAPUSA I. Es en esta etapa que los huevos pueden detener su desarrollo durante meses e incluso pasando el año, en esta etapa  el huevo puede permanecer  todo ese tiempo y si le brindamos condiciones anaeróbicas lograremos alargar mas su desarrollo, el problema es que no debemos pasarnos de un tiempo “anormal”  ya que si lo hacemos  el huevo podría llegar a morir o a atrofiar el desarrollo del alevín dentro de él produciendo la muerte del huevo o en su defecto alevines rampantes.

Finalizando la DIAPAUSIA I las células Ameboides, se agrupan en la parte inferior del  huevo formando así el contorno del embrión (formándose cabeza , corazón) pero sin ver movimientos sanguíneos, aquí es cuando llegamos a la DIAPUSA II, este es el mejor momento para otra hibernación la cual puede llegar a ser de varios meses más según (Peters 1963 a:257-313) .

El desarrollo del huevo sigue  (dependiendo de las características del medio) hasta que se forma por completo el embrión que estaría listo para nacer y no lo hace entrando en la tercer etapa : DIAPUSA III (que es una etapa de espera). De este período podemos decir que se detiene por completo la circulación de sangre  y el pez queda latente dentro del huevo varias semanas hasta algunos meses. (si nos pasamos correremos el riesgo de lograr alevines rampantes o totalmente atrofiados)

En esta etapa deberemos tener cuidados especiales ya que es cuando mas errores se suelen cometer: Si “molestamos” continuamente al alevín podremos agotarlo ya que un huevo expuesto a la luz podría llegar a reactivar su sistema de circulación de sangre y luego al guardarlo en su turba el corazón deja de latir para  esperar otro movimiento de luz . Esto puede llegar a agotar al pez al repetir los movimiento de chequeo de huevos, es  decir, los alevines al permanecer en contacto con la luz por un tiempo considerado pueden llegar a reactivar la circulación como dijimos anteriormente , y si repetimos esto varias veces podríamos llegar a agotarlos pereciendo o bien naciendo defectuosos.

Por eso estamos totalmente desacuerdos en el “chequeo” permanente y constante de huevos , el cual debe ser lo mas cauto y menos frecuente posible.

 

Foto 10

Obsérvese el perfecto ojo formado del alevín esperando nacer

 

Luego de ver esta parte teórica y entender un poco más de  donde comienzan los problemas de alevines rampantes, veremos unos secretos para lograr una mejor  tasa de alevines en perfecto estado.

Tomares  varios puntos importantes a la hora de mojar  la turba:

  1. Que haya pasado el tiempo estimado para un turba de M. elongatus que debe ser entre dos y tres meses (depende de la estación en la cual nos encontramos, es decir, verano o invierno y dependiendo de los parámetros en los cuales “añejamos”  nuestra turba (humedad, Temperatura, luminosidad). (OJO, tener en cuenta que si se ha mantenido la turba en la heladera deberemos chequear los huevos sí o sí ya que la evolución es totalmente distinta,(a partir del 3er. Mes) más si se tubo a esta turba en condiciones anaeróbicas tal cual expusimos anteriormente.
  2. Hacer nacer alevines siempre con Turba en el agua.
  3. Siempre llenar el recipiente de cría hasta 1 cm de agua o dos como mucho.
  4. Utilizar si es posible una pastilla de oxigeno disuelta en agua.
  5. SIEMPRE hacer nacer a los alevines en agua fresca (15º centígrados) se obtienen mejores resultados que en aguas más templadas.
  6. Utilizar agua de Osmosis o bien de lluvia  o si no disponemos de estos recursos tratar que sea agua lo más blanda posible (por la presión osmótica que esta produce en el huevo).
  7. Mantener una óptima limpieza en los acuarios de cría y de alevines como así también de los reproductores.

 

Hay una forma muy recomendable y que se llama “Sistema Malumbres-San Juán” y que se basa en agua del grifo previamente declorada con una pastilla de oxigeno triturada, agregando esta agua a la turba de huevos. Este es un sistema muy utilizado por criadores de Austrolebias y Megalebias con muy buenos resultados.

Muchas veces nos vemos envueltos en el problema  de que por algún motivo (turbas pasadas de fecha, envíos recibidos bastante sufridos etc..)  que muchos alevines nacen rampantes, a pesar de tener todos los recaudos posibles, pero existe un truco para “tratar de mejorarlos” y que se vuelvan peces normales, esto consiste en saturar el agua de oxigeno que lo logramos con una pastilla de oxigeno disuelta en el agua tal cual el sistema “San Juán – Malumbres”, que ha dado tan buenos resultados.

Siempre siguiendo aquellos consejos a la hora de “mojar” las turbas.

Otro problema que hemos tenido es el nacimiento de alevines siameses, parece ser que es bastante normal en Megalebias elongatus (en la población Jepenner es muy común ver esto) ya que lo hemos apreciado unas tantas veces, pero sin llegar a poder fotografiarlos ni tampoco a que sobrevivan mucho, dado que terminan pereciendo.

Con respecto a este fenómeno podríamos pensar que es un paso en la escala evolutiva ya que hay una tendencia a que nazcan gemelos de un huevo (quizás duplicaría el éxito de supervivencia)  pero lamentablemente nunca lo sabremos hasta hacer algún estudio fundamentado con profesionales capacitados.

 

SEX RATIO

Cuando hablamos del sex ratio en Megalebias elongatus, tenemos que tener en cuenta que son temas que carecen de un fundamento científico y nos tenemos que guiar por nuestra experiencia, la cual es escasa en comparación con un estudio mucho mas profundo y dedicado.

Igualmente a pesar de todo ello,  pudimos observar determinadas “tendencias” de acuerdo a parámetros determinados en el agua, es decir, tendremos pequeños trucos para no caer en la decepción de obtener ejemplares de un mismo sexo.

Uno de los parámetros fundamentales que ahora esta siendo investigado por científicos es la Temperatura, influyendo de manera determinante en el momento del desarrollo sexual del pez siendo a mayor temperatura el aumento porcentual de machos y a menor el de hembras (esto esta siendo testeado , en Holanda , en estos momentos por TOM VAN DOOREN con ejemplares de Megalebias elongatus).

Por otro lado tenemos un truco para asegurarnos parejas y/o una relación mas o menos similar de machos y hembras es separar  a los alevines en parejas o grupos de 3 o 4 individuos, en acuarios con el mismo agua y que se vean, esto produce algún efecto hormonal y que seguramente este ligado a un mecanismo de supervivencia, que hace que se produzca una mayor posibilidad que esos pequeños alevines sean luego  de distinto sexo.

Otro parámetro que estamos comenzando a estudiar (como hobbysta digamos) es el PH, este sería muy importante a la hora de incidir en el sexo ya que generalmente se aplicaría la regla de que a menor PH mas hembras y en aguas más alcalinas se dan más porcentaje de machos de lo habitual, esto se aprecia con mayor incidencia en las A. alexandrii .

Aunque todavía no podemos decir nada en concreto  si podemos soñar con que quizá en un futuro todas estas teorías estén avaladas con sus respectivos estudios científicos.

 

Obsérvese alevines separados para lograr variedad sexual

En conclusión de lo que estamos seguros es que Megalebias elongatus  puede ser influenciada por parámetros externos cuando se trata de su definición sexual, es decir podemos tratar de lograr mayores porcentajes de machos o de hembras si ajustamos ciertos parámetros y así cubrir las necesidades nuestras y en un futuro utilizar estas técnicas para grandes emprendimientos (repoblar biotopos extintos, por ejemplo)

 

Obsérvese el perfecto ojo formado del alevín esperando nacer

Pescando en pleno biotopo

 

 

SECUENCIA DE REPRODCUCCION DE Megalebias elongatus

 

 

 

 

Jorge Marcelo Fernandez

 

Bibliografía:

 

  • IDEM Megalebias elongatus I y II.
  • Jorge San juan de Torres,  BISEC – 74  MAYO – JUNIO , “Los Grandes Killis Diablo” .
  • El acuarista.com  FILTRACIÓN “ La turba”.
  • Rivulins of the old world, T.F.H. capitulo 5.

  

Agradecimientos:

A mi familia : Luca y Paula por aguantar a este “loco” de los peces en casa.

A mi amigo y compañero de excursiones Alfredo por sus aportes de conocimiento , por sus fotografías que ilustran este artículo y logística.

A mi amigo Monty por su tomas fotográficas.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll To Top