viernes , 13 diciembre 2019
Noticias Destacadas
Estás aquí: Inicio » nuevos » Stiphodon percnopterygionus Watson & Chen, 1998
Stiphodon percnopterygionus Watson & Chen, 1998

Stiphodon percnopterygionus Watson & Chen, 1998

EXPEDITION

En uno de los pocos reductos vírgenes del planeta

La primera vez que vi una foto de un Sitphodon sp. sentí una sensación de observar una obra de arte maestra, me han maravillado siempre (y aún hoy siento lo mismo), esos colores de los machos combinado con las características líneas iridiscentes cerca de la boca los hacen únicos.

Este “dibujo” los hacían prácticamente perfectos. Luego investigando y buscando información, a lo largo del tiempo, entendí un poco más de su biología, pude saber su tamaño real, como intentaban siempre estar en la cima de las rocas para controlarlo todo visualmente desde allí. Por supuesto las características de su biotopo, un lugar remoto y con una belleza única siempre con arroyos de corriente y muchas otras cosas más que fui aprendiendo de un hábitat tan lejano para los que vivimos en Sudamérica.  

Algunas características de este Gobio:

El nombre de esta singular especie se deriva de la combinación de la palabra griega stifos, que significa “enjambre” y odon, que quiere decir “dentado”, en referencia a los numerosos dientes apretados en el labio superior de las especies y luego de la palabra perknos, que significa color oscuro, y de la palabra griega pterygion, el diminutivo para aleta o ala, esto hace referencia a la pequeña aleta dorsal angulosa de color negro.

Este pequeño gobio omnívoro obtiene su alimentación de las algas adheridas a las rocas junto a algunos pequeños animales betónicos que habitan en ellas y en el sustrato de su biotopo, generalmente se lo encuentra en el flujo de corrientes suaves en las cuencas altas y medias de los ríos de  la prefectura de Shizuoka, la prefectura de Kochi, la prefectura de Miyazaki, la isla de Tanego, la isla de Yakushima, la Isla de Kuchino Nagarabu, las Islas Ryukyu y las Islas Ogasawara en Japón y también en Taiwán, Guam y Palau. (Watson & Chen 1998)

En los machos hay dos variaciones de color, la Naranja (que logramos fotografiar en su biotopo) y la azul.  Las Hembras son de color amarronado y poseen dos bandas verticales negras que recorren el cuerpo desde la boca hasta el comienzo de la aleta caudal. La coloración dual de los machos que se encuentra en S. percnopterygionus no se conoce en ninguna otra especie de Stiphodon. Los machos de ambas fases de color encontrados en toda su gama, incluyen la coloración de transición, y la variación se atribuye al tamaño y no a la distribución geográfica. (Nanyô-bôzuhaze, Akihito et al., 1984, 1988).

En las especies de Stiphodon, solo se ha estudiado la historia de la vida de Stiphodon percnopterygionus Watson & Chen, 1998, del Archipiélago Ryukyu. Esta especie tiene las siguientes características: es anfídromo es decir que durante su vida se mueve entre cuerpos de agua dulce y salada ya que este gobio produce pequeños huevos piriformes que se depositan en la superficie inferior de las piedras en arroyos de agua dulce (Yamasaki y Tachihara, 2006) luego las larvas recién nacidas, que son pequeñas (1.2–1.3 mm) y están poco desarrolladas, migran o son llevadas por la corriente río abajo hacia el mar poco después de la eclosión al atardecer, donde se desarrollan como larvas pelágicas durante 2.5–5 meses. A los 13 a 14 mm de longitud estándar (SL), las larvas migran hacia arroyos de agua dulce para un mayor crecimiento y reproducción (Yamasaki et al., 2007; Maeda y Tachihara, 2010). Se espera que las historias de vida de las otras especies de Stiphodon sean similares a las de S. percnopterygionus. (Yamasaki et al. 2007) y Maeda et al. (2012a) sugirió que los miembros de este género pueden colonizar islas distantes a través de la dispersión de larvas pelágicas, pero la escasa información de distribución y la inestable taxonomía hacen que tal discusión sea un desafío. El conocimiento confiable sobre la distribución de cada especie de Stiphodon es muy valioso para comprender la situación real de la dispersión larvaria y para discutir la estructura de la población y la historia de la especiación de este género

Afinidades: Stiphodon percnopterygionus se asemeja más a S. rutilaureus Watson, 1996 de Papua Nueva Guinea, Islas Salomón y Vanuatu, y una especie no descrita, de Halmahera, Indonesia. Las tres especies tienen 10 radios segmentados en la segunda aleta dorsal, 14 radios pectorales y papilas sensoriales cutáneas pobremente desarrolladas, pero se asemejan más a las especies de S. rutilaureusasboth tienen la primera aleta dorsal triangular. La especie de Halmahera tiene la primera aleta dorsal redondeada con una Cuarta espina dorsal filamentosa. Los machos de las tres especies se pueden separar por coloración.

Expedición:

Luego de hacer una recorrida por Japón, visitando por supuesto algunos biotopos, llego lo que para mí era el momento más esperado de este viaje, por fin iba a presenciar por primera vez el hábitat del Sitphodon pernopterygionus.

Luego de tomar un avión desde Osaka a Ishigaki, una de las Islas Ryu Kyu de la prefectura de Okinawa, tuve que dirigirme al puerto de esta misma e ir hasta la Isla Iriomote, esta última es de una belleza muy particular, una isla 90% virgen con muy poca población, ubicada a muy poca distancia de Taiwán y que sólo se acercan turistas para ver sus cascadas, hacer navegación en Kayak y algunos más osados algún circuito de trekking. En el puerto me subí a un Ferry que suelen tener servicios regulares para los turistas y habitantes de Iriomote y luego de una hora, ya estaba en Taketomi Ohara, un pequeño pueblo muy cerca de la desembocadura del Río Nakama. El río que quería visitar, aunque no en su estuario.



En la primera foto se ve una de las pequeñas islas del distrito de Yaeyama, de la Prefctura de Okinawa que están camino a Iriomote, en la desembocadura hacia el mar del Río Nakama hay dos esculturas de la pantera “Iriomote Yamaneko “ (Prionailurus bengalensis iriomotensis) de la Isla Iriomote y que es el ícono del parque Nacional Iriomote Ishigaki. Por último un Leon o Perro de Fu (conocidos también como leones de Buda) protegiendo la Isla, estas esculturas son originarias de China y están por todas las Islas Taeyama ya que stán muy próximas a este último país y Taiwán.

Lamentablemente tuve que romper una de mis más preciadas reglas en las expediciones, la número uno, la más importante, salir siempre con un guía local. Esto no lo pude cumplir aunque intente hasta último momento no lo logré y por varios motivos, dos de los principales fueron: el gran problema del idioma, es muy complicado poder comunicarse con las personas de allí ya que nadie o prácticamente casi nadie habla inglés, mucho menos español, y si bien pude manejarme con una aplicación de traductor del celular en todo Japón e estas Islas me fue muy complicado ya que muchos locales utilizan un japonés diferente para comunicarse o un dialecto dentro del mismo idioma, otro tema  fue que los pocos guías que conocen muy bien la isla tenían ya asignado sus programas para llevar a turistas a esas actividades anteriormente nombradas muy lejos de estos puntos que quería observar.

Volviendo a mi llegada, tuve la suerte que un anciano me llevó con su camioneta hasta la desembocadura del río Nakama, que en ese punto del río se hace muy ancho posibilitando a la formación de bosques de Manglar.



La belleza de la boca del Río Nakama, pensar que muchas larvas de estos góbidos de agua dulce entran por aquí. (Watson & Chen)

Del otro lado del puente, de espaldas a la desembocadura ya se ven las montañas donde bajan esas aguas que forman el biotopo que buscamos.

Seguía con suerte y encontré a una pareja de habitantes de la Isla que trabajaban con turistas llevándolos a recorrer el río en sus barcazas, gracias a ellos y al traductor del celular mas algunos gestos y una que otra palabra de en inglés me indicaron como podía hacer para llegar a un viejo camino de Trekking que ahora era utilizado por una Universidad de biología para clasificar especies de la esta densa selva y que me ayudaría unos primeros kilómetros a adentrarme en la selva y avanzar más rápido, todo era sencillo en la teoría (como siempre), el camino comenzaba en un antiguo cementerio, sería una señal?

Comencé a caminar con una mochila con todo el equipo de fotografía, provisiones, agua y algún abrigo ya que siempre en la selva hace frío por más que nos encontremos en el trópico.


Al final del corto camino del pequeño pueblo de seis calles está este cementerio, luego ya no hay más nada, solo la selva con sus montañas.

Una vez adentrado en el camino, ya metido en la oscuridad de la selva lo primero que me llamó la atención fue una pequeña tortuga terrestre nativa de la isla y que está protegida. Con su cara amarilla, realmente muy bonita y de una velocidad considerable.



Una secuencia de dos especímenes diferentes de esta tortuga, una en un claro y otra dentro de la selva escondida en un tronco hueco. (Cuora flavomarginata)

Seguía caminando y siempre trataba de escuchar algún sonido de cascada o de corriente fuerte y lo que me fue llevando al primer arroyo, donde divise mi primer góbido del día (Thinogobius sp.) con unas tres especies de cangrejos y algunas gambas en un hilo muy delgado de agua que corría desde arriba de la montaña. Por suerte pude fotografiar al pez con mi cámara sumergible y tomar parámetros que es lo principal de estas expediciones, para que siempre les podamos dar a nuestros peces lo más parecido a su lugar de origen. Estos fueron:


Foto del primer punto de investigación.

Hora: 10:12

pH: 7,65

Conductividad: 195uS

Temperatura: 25°C

Luego de tomar un descanso y sacar muchas fotos y filmaciones del lugar seguí camino, siempre a lo largo del río Nakama pero en la zona alta, ya que en varios metros a la vera del río es imposible transitar y el agua allí es salobre, por lo tanto no era lo que buscaba en ese momento. Luego de una hora caminando en la jungla ya me cruzaba con pequeños jabalíes, crías de una especie aparentemente de allí y que figura como parte de los animales protegidos, estos pequeños y lejanos parientes de los cerdos eran bellísimos y muy asustadizos, fueron varios los encuentros y en ninguno de ellos me dio tiempo a fotografiarlos, tampoco era el motivo de la expedición sino tendría que haber utilizado unos lentes de mayor alcance, pero en un momento caminando en silencio en una zona donde mis pisadas no hacían  mucho ruido, levanto la vista y  me encuentro con una hembra jabalí adulta, fueron solo dos segundos pero para mí fueron como 2  horas, ella me miraba y yo solo pensaba de donde iba a salir el macho protegiéndola y si ella pensaría que le quería hacer algún daño a sus cachorros, por suerte se asustó y se perdió rápidamente entre la maleza, fueron los dos segundos más largos de mi vida junto al encuentro con una bothrops sp. en el Jandiatuba, Amazonas, pero es otra historia.

Seguí caminando unos 3 km más atravesando la jungla y mis oídos escucharon agua, en un lugar totalmente inaccesible, era allí, pero como podría entrar teniendo que bajar por una cornisa prácticamente imposible, pues lo intenté y cuando ya estaba casi pasando logro ver el arroyo y era extremadamente pequeño, me había equivocado con su gran sonido y no valía la pena desgastar el cuerpo y arriesgarlo estando solo en medio de la montaña y sin guía!. Decidí seguir buscando y camine unos 2 o 3 kilómetros más, por suerte luego de cruzarme con más cachorros de Jabalí mis oídos nuevamente oyeron agua pero esta vez era un sonido intenso y cada vez que me acercaba la caída de agua se escuchaba más y más fuerte, la humedad en el ambiente era del cien por ciento y los muzgos estaban por doquier, cuando logro escalar una pared de rocas mis ojos vieron un paraíso en forma de arroyo, una belleza natural que podría ser tapa de cualquier revista de Outdoor o Poster para un spa. El lugar es único y embelesa la vista. Es esa misma foto que encabeza este artículo. Apenas observé esa postal pensé… “-Aquí tienes que estar Stiphodon! ”.

Siempre sabiendo que la Isla Iriomote es un parque nacional y por ende no podría tocar ningún ser vivo, me tenía que adecuar a estas normas que me parecen excelentes ya que es la única manera de conservar y cuidar nuestro medio ambiente.

Ya tenía estudiado como era su biotopo, las características del agua, el tipo de lugar donde tenía que estar y así poder descifrar en que sector del arroyo podría encontrarlo.

Tendría que buscar una zona en el arroyo con la corriente necesaria para coincidir con el biotopo del Stiphodon , ni tan fuerte ni tan débil, pude ver que este hermoso góbido busca la zona con espacio donde apreciar desde una roca su territorio con la corriente pasando moderadamente por la zona que habita. El encuentro fue mágico y se puede apreciar exactamente en el video ( https://www.youtube.com/watch?v=WvDAD3PC-yA  ) , por suerte,  el momento donde lo veo por primera vez cara a cara en su propio biotopo, una sensación de felicidad enorme, estaba muy cansado, ya con poco tiempo antes de que anochezca y tenga que dejar ese paraíso, un lugar totalmente virgen.

Los parámetros de este lugar fueron:

Hora: 17:03

pH: 7:59

Conductividad: 135uS

Temperatura:  26°C



Lugar exacto donde estaba el Stiphodon percnopterygionus. (Observar la “Corriente leve”



Allí esta él. Dominando todo su territorio desde lo alto. Una belleza.



Otra vista desde otro ángulo.


Aquí en nado.


Dos de una hembra que estaba en ese territorio, con algún otro góbido no identificado. La hembra es muy bonita también siendo muy distinta en coloración. He visto varias hembras juntas también que lamentablemente no salieron bien las fotos subacuáticas.


Este podría ser un Rhinogobius sp. MO (Yoshinobori goby)


Estos son unos de los tantos Gobidos “longsnout” o longnose  ya que el labio superior sobresale hacia adelante, este quizás un Awaous melanocephalus (Bleeker, 1849) . Y de fondo se pueden ver como nadan libremente en la parte más abierta unos Kuhlia sp. que no se parecían a los K. rupesris (Lacepede, 1802) que son citados para esta isla (los vi hasta de unos 20 cms aproximadamente).


Con respecto estos gobios de la foto anterior, los Awaous sp, (Kazuumi Hosoya)  en general habitan en las cuencas altas y medias de los ríos, el flujo de la corriente es suave y se pueden ver donde hay barro o arena, cuando son sorprendidos pueden enterrarse en los sedimentos del arroyo o en la arena. La temporada de reproducción es de Junio a Noviembre y los huevos son depositados en el techo debajo de alguna piedra redondeada.

La maduración comienza cuando el cuerpo mide aproximadamente 4cm. De largo, pero solo cuando llega a los 7cms está maduro sexualmente.

Se alimenta de animales bentónicos que encuentra en la arena del sustrato y sedimentos en las piedras.

Estas langostas de agua dulce median unos 20 cms aproximadamente.

También en el biotopo hay cangrejos de varios tamaños y especies. Este de aquí media unos 10 cm.! .

Finalmente, con la satisfacción de haber tenido la suerte de apreciar esta pequeña gema de 3,8 cm en su entorno y los demás peces que habitan con él, esas grandes gambas que llegaban hasta unos 20cms (realmente enormes) en este arroyo que bajaba de la montaña en medio de una selva vírgen plagada de Jabalíes, tortugas, manglares, aves increíbles me di cuenta porque la prefectura de Okinawa cuidaba tanto este pequeño paraíso siendo tan pequeño (289 km2) y tan frágil. Pude ver que una universidad había utlizado una parte de algún sendero de trekking para la clasificación de vegetación lo cual me dio la pauta de que el gobierno japonés o sus Universidades están clasificando y estudiando tan bello ecosistema.

Aunque podríamos decir que se terminó la expedición aquí, esto no fue así. Cómo hace un fanático explorador de biotopos para dejar un lugar tan rico y natural y no seguir explorando?. Pues es imposible!.

Cegado por la curiosidad , me preguntaba …. -Como será el encuentro de este arroyo con el Río Nakama? Y allí fui…

Bajando entre cascadas y rocas, pero sabiendo que luego tendría que regresar y volver a subir todo nuevamente, llegué a la pequeña desembocadura de este arroyo sin nombre, luego de ver paisajes increíbles, con el intenso sonido ensordecedor de cigarras en su apogeo, veo el lodoso Río Nakama, el sector que correspondía a la parte mas baja del Nakama, las márgenes del mismo son muy lodosas del sedimento que bajan de varios arroyos de montaña atravesando la selva. Por fin había llegado a donde quería y por fin pude apreciar otro hábitat que tenía en mente y que no me lo quería perder por nada del mundo. El biotopo de los “Saltarines del Fango”!https://www.youtube.com/watch?v=MERBJaZj_bQ

Continuará…

Video de la Expedición: https://www.youtube.com/watch?v=WvDAD3PC-yA&t=533s

Bibliografía:
• Kazuumi Hosoya Ryo Uchiyama. “Peces de agua dulce” edición japonesa. Yamagata Handy picture book.

• Ronald E.Watson and I-Shiung Chen “Freshwater gobies of the genus Stiphodon from Japan and Taiwan” (Teleostei: Gobiidae: Sicydiini). Aqua, Journal of Ichthyology and Aquatic Bio.

• Harumi Sakai and Morizumi Nakamura “Two New Species of Freshwater Gobies” (Gobiidae: Sicydiaphiinae) from Ishigaki Island,Japan. (Received December 18,1978)

• Tony H.M. “First records of several sicydiine gobies” (Gobiidae: Sicydiinae) from mainland China. Nip Asia Ecological Consultants Limited, 127 Commercial Centre, Palm Springs, Yuen Long, N.T., Hong Kong, China.

• Yuichi Kano1, Shin Nishida2 & Jun Nakajima3. “Waterfalls drive parallel evolution in a freshwater goby”. 1Graduate School of Engineering, Kyushu University, Fukuoka, Japan 2Graduate School of Social and Cultural Studies, Kyushu University, Fukuoka, Japan 3Fukuoka Institute of Health and Environmental Sciences, Dazaifu, Fukuoka, Japan.

• Lord Clara, Watanabe Shun, Kelth Phillippe. “Population structure of the Asian amphidromous Sicyliinae goby, Stiphodon percnopterygionus with comments on larval dispersal in the northwest Pacific Ocean”.

• “Amparu guide book” Ishigaki Nagura.

• Katsunori TACHIHARA, K ohei NAKAO, Keishi TOKUNAGA, Y uko TSUHAKO, Mikumi TAKADA and Tumid SHIMOSE. “Ichthyofauna in Mangrove Estuaries of the Okinawa, Miyako, Ishigaki and Iriomote Islands during August from 2000 to 2002”

• Ken Maeda*, Takahiko MuKai & Katsunori Tachihara “A new species of amphidromous goby, Stiphodon alcedo, from the Ryukyu Archipelago (Gobiidae: Sicydiinae)”.

• https://www.seriouslyfish.com/species/stiphodon-surrufus/

Agradecimientos:
A mi familia por aguantar a este loco de los peces.
A Iuki y esposo por toda su cordialidad.

Jorge Marcelo Fernandez
wildfishaquarium@gmail.com
cynolebio@hotmail.com

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll To Top